No hace mucho fui consultado por un cliente el cual me planteo, lo siguiente:

“Santiago, desde que rehicimos el sitio y optimizamos para buscadores no hemos logrado un aumento significativo en las visitas, ¿porque podrá ser?”.


De no ser porque el cliente pago por dicha optimización, honestamente, le hubiera dicho “espera, dale tiempo a que la optimización haga efecto”, por lo cual algo preocupado empecé a indagar.

Empecé por el lado de Google haciendo las búsquedas en las cuales nos habiamos enfocado para optimizar el sitio y para mi sorpresa el sitio habia logrado una notable mejoria respecto de los resultados que anteriormente obteníamos. Viendo que los resultados eran buenos seguí buscando.
Pase seguido oriente mi búsqueda de al sistema de estadísticas y los logs del Apache para ver si realmente el volumen de visitas no habia subido significativamente como me lo planteaba el cliente. Confirmando los dichos del mismo las visitas no habían aumentado respecto de meses anteriores.
Por último y ya casi agotando los recursos que tenia a mano le pregunte al cliente si los contactos no habian aumentado y el nivel de consumo de sus productos habia notado una mejoria (siempre a nivel sitio web), me pidio que le de un rato y me respondio con lo siguiente.
“Estimado, debo decirte que la optimización que hicieron si dio resultado así que despreocupate”.
Un poco aturdido por la respuesta y ya suponiendo que los contactos y las ventas desde el sitio web habian subido, le pedi que me explicara y me lo resumió de la siguiente manera:

“Entre Octubre/06 y Febrero/07 recibimos 45 contactos y 3 ventas, en Marzo /07 recibimos 32 contactos y 7 ventas. Así que hace de cuenta que jamás te dije nada.”